El Petit de Cal Eril

"Soy un pescador de canciones que están dentro de mi cerebro"

El circuito estatal  AIE en ruta, a través de la productora Isla Sonora trae a Tenerife a El Petit de Cal Eril, una de las manifestaciones de pop en catalán más interesantes del momento.

Su nuevo trabajo 'El disc triangular' es una joya que pese a estar enfocada a un sector más underground de público, se está convertiendo, sin embargo, en uno de los discos más apasionantes de cuántos han aparecido este año por la Península Ibérica. Un trabajo que muestra las maneras y la evolución del talento de Joan Pons, al frente de este astuto proyecto de pop metafísico. Sobre esta etiqueta tan filosófica y otras cuestiones hablamos con el propio Joan en esta entrevista.

Lagenda.- Tus letras han ido desde revisiones de canciones infantiles 'La Caterineta' hasta abrumadoras canciones cargadas de sensualidad. ¿Está el Petit vacunado ante cualquier temática?

Joan Pons.- En realidad tengo la sensación de que siempre hago la misma canción y la misma letra. Creo que siempre hablo de lo mismo, quizá desde diferentes puntos de vista, y a veces ni eso. Doy vueltas a lo mismo. Soy recurrente al preguntarme por qué estoy en este mundo, qué significa estar vivo, por qué conocer gente o qué significa el amor. Creo que la temática da vueltas constantemente al mismo asunto.


L.- ¿Te sientes un artista reivindicativo?

J.P.- 100% sí y 0% también (risas). Siento un alto compromiso con lo que hago, con mi libertad de expresión, pero no utilizo mis canciones para hacer evidentes problemas que veo en la sociedad, no porque no quiera sino porque no puedo. No tengo el poder de decisión en los temas. Sólo soy un pescador de canciones que están dentro de mi cerebro, y en mi cerebro están estas canciones y estos temas, pero no puedo decidir si ahora voy a hacer un tema sobre esta injusticia social. Soy incapaz. Pero esto no quiere decir que el proyecto musical no esté comprometido con la vida, con la libertad y con el arte. Creo que esto debe ser así y en mi caso lo es.

Sólo soy un pescador de canciones que están dentro de mi cerebro, y en mi cerebro están estas canciones y estos temas, pero no puedo decidir si ahora voy a hacer un tema sobre esta injusticia social.

L.- ¿Eres un tipo romántico?

J.P.- Bueno, a mi manera sí, pero no me veo como un romántico clásico y tampoco muy moñas, sin quitarle mérito al serlo. Soy más melancólico que romántico. Cuando pongo play a mi música, algo que no suelo hacer a menudo, sí que noto esa melancolía en las canciones, debe ser algo que está dentro de mí y de mis letras

L.- En tus letras, sobre todo en las últimas, hay un oscuro fondo de seriedad... ¿Hay algo que te haga reir y que te de ganas de vivir?

J.P.- Sí, totalmente. Me siento un romántico del optimismo, pero siempre hay esa niebla de melancolía, que quizá se pueda ver como oscuridad o como reflexión, pero hacer canciones es algo que me hace sentir bien, me hace sentir feliz seguir haciendo discos y canciones.

L.-Por qué crees que el mundo rural y la naturaleza son tan importantes para tus letras y tu poesía. ¿Es la naturaleza una excusa, para hacer metáforas?¿Contemplas en el mundo natural la propia naturaleza del hombre?

J.P.- Para mí hay mucha importancia en estar en contacto directo con la natura. Yo nací en un pueblo, mi padre biólogo, payés, crecí rodeado de animales. Es una relación muy próxima en mi crecimiento y en mi naturaleza, algo que cambió cuando llegué a Barcelona. Cuando pienso en libertad, lo consigo inspirado o estando en espacios naturales, nunca lo hago pensando en una ciudad. El arte es la libertad, es dejarte llevar. Me veo en un campo desnudo, o en una montaña o bañándome en un río y me despierta esa sensación de natura libre. En eso sí que veo mucho a la humanidad. También soy un romántico de la humanidad. A veces tenemos la sensación de que está todo jodido y de que vivimos momentos críticos; gente que se muere de hambre o que no puede vivir donde quiere. Este es un planeta complejo, pero tengo confianza en la humanidad. Veo sonrisas, toco personas que me transmiten positivismo, veo que la humanidad es natura y que la natura siempre tiende a vivir. Y esto es súper importante en mi manera de entender el mundo y la música.

Este es un planeta complejo, pero tengo confianza en la humanidad.

L.- Los videoclips siguen siendo una parte fundamental de tu obra. ¿Crees que hoy en día sigue siendo necesaria la parte visual para complementar a la música? En esta gira de 'El disc triangular' Llevas una cuidada puesta en escena. ¿Es también parte de este gusto por la imagen?
J.P.- Estudié cine, esto tiene algo que ver, y antes de hacer discos hacía docus y pelis, trabajaba bastante en ello. Aparte de que me gusta y me apasiona el cine, me gusta dar una vuelta más a las canciones. El videoclip permite dar otro significado, es lo mismo que pasa cuando un oyente escucha cosas que en realidad no están ahí. Todo el mundo cuando escucha una canción escribe su canción. Es una parte importante y divertida, aparte de que es útil. En estos tiempos a veces es más importante tener un buen videoclip que un buen disco. Es una herramienta.
 
 
L.- El disc triangular suena de maravilla y tanto con respecto a 'La Força' como al resto de tus trabajos notamos una gran diferencia respecto al sonido ¿Qué aspectos fundamentales destacarías en esta producción? ¿Crees que has encontrado un sonido definitivo con el que expresarte o sólo es parte de una búsqueda?
J.P.- La gracia es que nunca hemos encontrado el sonido perfecto, estamos en una búsqueda de nuestra manera de hacer música. La mitad del disco es el sónido. Las canciones y los arreglos son importantes, pero los cinco músicos perseguimos buscar cómo nos gusta sonar tanto en directo como en el disco. La forma en que va evolucionando ese sonido es divertida. Cuanto más tocas y más grabas más quieres que suene mejor. Siempre buscamos algo nuevo es lo que nos está ocurriendo ahora con nuevas canciones para un futuro disco. Nos apasiona grabar, poner los micros, contar con las personas adecuadas, e investigar. Me pongo a escuchar mi primer trabajo y no es que suene peor, es que suena extremadamente diferente. En realidad esto es una gran ventaja ya que si no hubiera grabado ese disco nunca hubiera llegado al sonido que tenemos ahora. Además siempre hemos apostado por ser nosotros mismos los productores o por ser parte muy participativa del proceso de producción.
 
Nos apasiona grabar, poner los micros, contar con las personas adecuadas, e investigar.
 
L..- 'El disc...' suena además muy contemporáneo ¿Has tenido que actualizar los arreglos para que suene así de moderno o los temas han nacido de esta manera?
J.P.- Todos en el grupo estamos muy al día, escuchamos la música que se hace ahora. No siempre estamos escuchando clásicos que nos molan de los 70. Nos gusta saber lo que hacen los músicos jóvenes y escuchar otros géneros, incluso hip hop y nos influye totalmente en nuestra manera de hacer. Hoy mismo veníamos desde Donosti, 6 horas en coche que han sido 6 horas de música, cambiando y compartiendo playlists nos descubrimos cosas los unos a los otros, mucha música de ahora, miras los números, las fechas, y ves mucho 2018. Eso antes no lo hacíamos tanto, tirábamos de los clásicos, pero ahora escuchamos música muy actual y muy interesante.
 
L.- Ahora que vuelve con fuerza la filosofía... ¿Crees que este estilo de pop metafísico que estás prodigando tiene más salida que nunca?
J.P.- (Risas) La idea es que se vayan uniendo grupos a esta etiqueta. Nos comentaban unos chavales en el País Vasco que estaban pensando en que lo suyo iba más hacia el pop metafísico. Nos encanta. Es un invento en el que no queremos cerrar puertas. Es un concepto bastante amplio y abierto que maduré junto a Ferrán Palau, que es como un hermano. A él y a mi nos programaban en festivales de folk, en otra onda musical diferente a la nuestra donde evidentemente no encajábamos, así que decidimos idear un estilo propio que nos definiera. El pop metafísico fue un flechazo que de momento funciona, veremos cuánto podremos hacerlo durar. Aparte de que el nombre pueda parecer medio ridículo y quizá le quite importancia, yo estoy firmemente convencido de que lo que hacemos, la letra y el aura de los temas encajan perfectamente en la definición. Además estamos trabajando en un manifiesto en el que damos claves sobre este género, incluso sugiriendo qué palabras o frases se pueden o no usar, si son o no suficientemente metafísicas. (risas) Esperamos poder publicarlo algún día.
 
L.- Se te nota una persona cultivada, y vemos además que esa difusión cultural es parte de tu trayectoria ¿Estás leyendo algo interesante? ¿Sacas provecho de tus inquietudes culturales para llevarlas posteriormente a tus canciones?
J.P.- Me gusta pensar que sí... Ahora, con dos peques en casa me doy cuenta de que leo muchísimo menos que antes. Pero sí, soy muy lector y en general la cultura es un hobby para mí. Veo cine, series, leo libros, cómics, voy al teatro, me gusta y me hace sentir mejor. Mis padres nunca me obligaron a leer o escuchar algo, simplemente me decían lee lo que quieras y escucha lo que quieras. Gracias a eso soy gran parte de lo que tengo. 

 

L.- ¿Qué tal esta oportunidad de viajar gracias a AIE en Ruta por todo el país?¿Qué contarías a quienes no conocen a El Petit para que acudan a ver el concierto?

J.P.- Estamos súper contentos. Es una suerte que nos hayan seleccionado en este circuito. Gracias a esta ayuda podemos visitar ciudades a las que nunca habríamos podido llegar. Tengo muy pocas oportunidades de ir y venir y estamos muy ilusionados con los conciertos en Tenerife. Sé que son locales para poco público pero a nosotros nos da igual tocar para 100 que para 10 personas. Ponemos el mismo empeño. El directo es una emoción que intentamos vivir al máximo. Es complicado decirle a alguien por qué tiene que venir al concierto así que diré que somos cinco personas que juntas trabajan con la máxima pasión en una obra en la que el público pasará un buen rato, sobre todo si se deja llevar.

 

Más Info y Entradas

AIEnRUTa-Artistas es un programa para potenciar la música en directo y acercar los nuevos talentos al público a través de un circuito de actuaciones en locales de música en directo de todo el país.

El Petit estará los próximos viernes 30 de noviembre en el Café Quilombo de La Orotava y al día siguiente en el LoneStar de Santa Cruz de Tenerife.

Entradas a la venta

Para el concierto en Quilombo, La Orotava

https://entradium.com/entradas/petit-cal-eril-quilombo

Para el concierto en Lonestar, Santa Cruz de Tenerife

https://entradium.com/entradas/el-petit-de-cal-eril-cataluna-en-lone-star-sc

 

 

 

gravatar

0 Comentarios