'Ante todo, somos unos perdedores'

Dead Crooners, un nuevo proyecto de punk rock, se estrena este sábado en la fiesta que organiza This Drama para celebrar su décimo aniversario. En el grupo nos encontramos con caras de sobra conocidas para la escena, como son Bruno Díaz (voz, guitarra), Carlos Conde (baería), Dani Badal (bajo) y Néstor Castro (guitarra). Hablamos con Bruno Díaz para ver cómo afrontan esta puesta de largo.

 

LAGENDA.-  ¿Qué podemos esperar de Dead Crooners? ¿Cuáles son sus principales referentes musicales? ¿Qué es lo que esperas del proyecto?

BRUNO.- Bueno, no creo que sean preguntas para una banda como nosotros. No esperamos nada más que pasar un buen rato e intentar hacerlo pasar igual. Somos bastante conscientes de dónde estamos y 'cuándo' estamos. No pensamos tampoco aportar nada 'nuevo', salvo una nueva banda de punk-rock, y hacerlo a nuestra manera. No creo que esperemos nada más allá de tener un grupo como terapia y vía de escape, por suerte. Y bueno, nuestros referentes van más allá de la música. El cine y nuestro día a día son nuestras otras grandes 'influencias'.

L.- ¿Qué es lo que te ha hecho volver al directo y a los locales de ensayo?

B.-  A los locales de ensayo, la necesidad, sinceramente. La necesidad de expresar cosas que no se pueden expresar de otro modo. La 'terapia'. Qué me ha hecho volver a tocar en directo lo tengo menos claro… De momento que nos lo han pedido nuestros hermanos de This Drama, para telonearles en la fiesta de este sábado.

L.- A tu lado hay gente con mucha trayectoria... ¿Cuánto peso asumes personalmente en este nuevo proyecto?¿Cuál puede ser la ecuación entre el aporte personal y el trabajo de todo el grupo?

B.- No es algo que nos planteemos. Sólo hacemos canciones, dan un poco igual las ecuaciones y porcentajes.

L.- ¿Cuánto tiempo llevas fuera de los escenarios? ¿Por qué ese parón, estando como estabas en varios proyectos de los más 'pujantes' del rock en Tenerife?

B.- Pues más de dos años sin tocar en directo. Con la salvedad de alguna colaboración con Isolina en un par de conciertos. El porqué del parón es algo demasiado personal.

L .- ¿Y qué conclusión o qué balance haces de todos esos años dedicados a proyectos como o The Mistake, Brutalizzed, GAF, entre otros? ¿Cuál es tu mejor recuerdo de esta etapa?

B.- Mi balance no puede ser más positivo. He tocado con los mejores y he aprendido de los mejores. Es imposible quedarse con un solo recuerdo, fueron muchos viajes, muchas ciudades, mucha gente cojonuda que pude conocer…

L.- Desde la perspectiva que te da toda esta experiencia: ¿cómo ves el panorama actual en Canarias? ¿Qué le dirías a la gente que empieza? ¿Hay futuro para las bandas nuevas?

B.- Joder, parece que sea un puto viejo, jaja. En serio, mírame y dime si te parece que soy ejemplo de algo… Cada uno que busque su camino y haga las cosas a su manera. El fracaso es el material con que se fabrican los éxitos, y Dead Crooners somos ante todo unos perdedores y a mucha honra. No estamos capacitados para contestar semejantes preguntas…

L.- ¿El rock entiende de edades? ¿qué diferencias ves en tí entre cómo te enfrentabas a tu música cuando empezabas y cómo lo haces en la actualidad?

B.- Pues es curioso que lo preguntes, porque un poco el trabajo de estos años ha sido volver a recuperar esa sensación de cuando empiezas a tocar. A veces te puedes olvidar de por qué estás en esta historia, y de qué te transmitía la música cuando eras un 'fan' y no tocabas ni analizabas tanto todo lo que escuchabas. En ese sentido el objetivo está cumplido.

L.- Por último, y dado que hemos podido saber que recientemente habías rechazado conceder una entrevista a El Día por acoger publicidad de Repsol en relación a las porspecciones (y para el que no te conozca, también, sabiendo desde hace años que eres vegano en público y en activo), ¿Cómo valoras la coherencia respecto de unos ideales dentro del mundo del rock?  

B.- Te habrás quedado a gusto con la preguntita… jajaja. Pues no sé... Ser coherente y consecuente es siempre importante, ¿No? Pero no sólo en la música. En tu vida y el día a día. 'Predicar con el ejemplo'.

L.- ¿Pero es algo obligado (supongo que hay muchos grupos poco coherentes, pero que nos gustan a todos, ¿no?) o es algo que, simplemente, suma?

B.- Y yo quién soy para decirlo…No lo creo, no sé… Para algunas bandas que escucho, sin duda suma…

L.- ¿Y crees que desde los escenarios se puede influir en la sociedad para que las cosas cambien en un determinado sentido?

B.- Bueno, un escenario es eso, un escaparate y una oportunidad para gente que sea muy grande para intentar cambiar las cosas, pero no a nuestro nivel, obviamente. El cambio, no obstante, va en cada uno de nosotros y a diario. Desde abajo del escenario es desde donde se pueden y deben cambiar.

gravatar

0 Comentarios