Fábula del Topo, el murciélago y la musaraña

'Fábula del Topo, el murciélago y la musaraña'

‘El pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla’. Con esta anónima y celebérrima cita Delirium Teatro encabeza la comunicación del próximo estreno de ‘Fábula del topo, el murciélago y la musaraña’. Una declaración de intenciones con la que la compañía reivindica la denuncia social a través de esta historia real acaecida entre los años 30 y 70 del pasado siglo XX en La Isleta.

Fábula del Topo, el murciélago y la musaraña, nos cuenta las vicisitudes que vivió junto a su familia Pedro Perdomo Pérez, vocal en la Casa del Pueblo de Las Palmas de Gran Canaria en los primeros momentos del golpe militar de 1936, donde se convierte primero en objetivo, luego en prófugo y, finalmente, en topo de la represión franquista. Tras 33 años escondido en La Isleta, en casa de dos de sus hermanas y amparado por una amnistía, resucita para el mundo en los albores de la transición.

Delirium Teatro estrenará esta obra los próximos días 5 y 6 de septiembre de 2020 en el Auditorio Municipal Capitol de Tacoronte a las 20:30. De momento las entradas se podrán adquirir en la taquilla del auditorio la semana anterior y una hora antes de la representación en el mismo espacio.

Miguel Ángel Martínez reconstruye en este texto la memoria familiar y la memoria histórica de España y de Canarias, recuperando la figura de un personaje imprescindible.

“Las penosas vicisitudes del encierro del topo de La Isleta, la desazón de un hombre aislado dentro de una tierra geográfica e históricamente aislada, la tortura del tiempo que pasa sin sentido y se pierde en un silencio doméstico amordazado, la visión desde las lindes del miedo de los acontecimientos que marcan un tercio del siglo XX, el calvario existencial paliado apenas por el amor de la familia, el deseo filantrópico de redención final de tres décadas de exilio interior a través de la salvación de la memoria, la esperanza en un futuro en paz donde las heridas abiertas de la infamia puedan cauterizarse, la necesidad de volver a sentirse hombre común, corriente y libre... Todo ello se refiere con la voz propia del hombre-topo en interlocución con las mujeres que lo protegieron, un polifónico universo femenino que prolonga los ecos para que salven el vacío y lleguen a nuestros días. En este sentido, el texto teatral levanta un puente generacional dentro de una misma familia: una víctima perseguida por la ira franquista, una niña de la guerra, una joven que comienza a disfrutar de una titubeante democracia, un niño de la Transición que será padre de la denominada generación millennial. En las ubicuas coordenadas espacio temporales de esta fábula se establece la encrucijada de correspondencias y conflictos entre lo poético y lo político, entre lo histórico y lo intrahistórico, entre el fatum de un hombre común y el drama de toda una sociedad, entre la sempiterna opresión del poder ciego y el sufrimiento de los más débiles; la metamorfosis metafórica de un ser humano en topo, murciélago y musaraña.”

Severiano García Noda, director de la obra, aprovecha para reivindicar también los 35 años de existencia de Delirium Teatro en este 2020.
“Queríamos celebrarlo con un espectáculo contundente, reflexivo y crítico con el tiempo que nos ha tocado vivir. Fábula del topo... es el elegido. Un texto dramáticamente intenso que plantea además muchos retos y dificultades a la hora de ser llevado a la escena. El autor propone un juego poético documental con cuatro actores que interpretan a más de catorce personajes principales, donde da un repaso, a través de las vicisitudes de la familia Perdomo, a más de ochenta años de la historia española. Desde el inicio de la guerra civil hasta nuestros días. “

Delirium celebra además este estreno con la complicidad de Insularia Teatro y la participación de sus fundadores, Leandro González y César Yanes, que junto al propio Severiano y al siempre arrebatador torrente escénico de Soraya González del Rosario, también productora de esta ‘Fábula…’ completan un elecenco actoral envidiable.

gravatar

0 Comentarios